Hace tiempo me inicié en el mundillo del blogging a través de la plataforma Blogger (el típico blogspot que nos encontramos en Internet). Pues bien, ahora que quiero convertir mi proyecto online en algo más profesional me encuentro que debo usar WordPress. Y te aseguro que el cambio de una plataforma a otra es la peor pesadilla 2.0.

Por eso en este post voy a intentar orientarte para que elijas la plataforma para tu blog  que más te conviene y no mueras en el intento. ¿Preparado?

¿Para qué quieres el blog?

Puede que te resulte una pregunta obvia. Escribir, contar tu experiencia, compartir anécdotas, o… ¿No? Quizá lo quieres para un negocio online, un e-comerce, una web profesional para tu empresa, etcétera.

Como ves, existen multitud de opciones y cada una de ellas va a requerir unas cosas u otras. Por ello, es importante que te plantees muy bien qué harás con la página web y si se trata de un proyecto personal, algo esporádico (como curiosidad digital) o una inversión a largo plazo.

Sin más dilación me gustaría presentarte las tres opciones más destacadas o más comunes.

 

Blog como proyecto personal sin aspiraciones

pablo-9

Puede que te estés planteando abrir un blog personal para compartir tus ideas, pensamientos, fotos del campamento de tu sobrino o lo que sea.

Si simplemente buscas tu pequeño rincón en Internet para compartirlo con tus amigos y familia, tu mejor opción es WordPress.com. Junto con Blogger, WordPress es una plataforma gratuita que te permite crear tu blog.

¿Qué te ofrece WordPress.com que no ofrece Blogger? WordPress tiene una interfaz más actualizada, muchísimas más opciones de configuración (categorías en el blog, puedes pedir opiniones de tus artículos antes de publicarlos, plantillas con una estética más actual, etc…). En este aspecto, Blogger se ha quedado muy obsoleto, como si no hubiese pasado del 2006.

Si bien todo esto es cierto, no lo recomiendo para proyectos ambiciosos dadas sus limitaciones. Que son muchas. En primer lugar, a pesar de tener una gran variedad de plantillas, no permiten grandes cambios. Además, no podrás incluir un dominio propio, tampoco tendrás la opción de incluir publicidad de ningún tipo para monetizar tu blog ni acceder al código html para cosas tan simples como activar Google Analytics. Pero no solo eso, ¡puede que te incluyan publicidad (y los beneficios para ellos)! Existen planes premium que eliminan algunas de estas limitaciones, aunque desde mi punto de vista no compensa para el uso personal del blog.

 

Blog semiprofesional sin visión de futuro

pablo-7

Vale, hemos dicho que si lo que quieres es un blog personal de hobby, gratuita y fácil wordpress.com era tu opción. Pero, ¿qué pasa si quieres ir un paso más allá? Depende. ¿Quieres gastarte dinero?¿Cuanto?

Esta opción es la más complicada de todas y, seguramente, la más común. Antes de nada, ¿tienes visión de futuro para el proyecto? ¿Lo quieres como algo más avanzado que la primera opción pero no va a dejar de ser tu hobby?

Si quieres un blog algo más avanzado pero no quieres gastar dinero, es aquí donde entra Blogger. Como hemos visto, blogger es más simple y anticuada que WordPress, pero por el contrario no dispone de ninguna de las limitaciones que posee la versión gratuita.

Con Blogger tendrás completo acceso al código html y al CSS. Además, tendrás la posibilidad de añadir un dominio propio (y eliminar el blogspot.com). También destaca que al ser propiedad de Google podrás incluir publicidad Adsense con un solo click, vincular las estadísticas con Analytics muy fácilmente, la integración con Google Plus es automática, etc. Y todo esto gratis.

HÁNDICAP: necesitarás saber algo de código y programación para sacarle el máximo partido. Y tendrás que lidiar con una interfaz algo obsoleta.

 

Blog profesional o semiprofesional con aspiraciones

pablo-6

Ahora ya entramos en un terreno algo más serio y nos hemos decidido para montar un blog/web más pro. Para ello debemos ser conscientes que la palabra gratis deja de existir. Llamémosle inversión en lugar de gasto, si quieres.

Si tu intención es tener un blog profesional (o semiprofesional) deberás prescindir de las herramientas gratuitas y pasarte al WordPress.orgla versión pro del wordpress que he mencionado antes.

Para poder usar esta versión, necesitaras comprar un Hosting y un dominio obligatoriamente. Y, además, es muy recomendado que te compres también una plantilla premium para tener un diseño más actual y eficaz.

En primer lugar habrá que decidirse por el nombre del dominio y comprobar que esté disponible (el precio suele ser de unos 10€/año, aunque muchas tiendas de dominio hacen ofertas especiales).

En segundo lugar necesitarás un hosting. El hosting es la base de tu web, se trata de un disco duro en la nube donde irán a parar todos los contenidos de tu web. Cuanto mejor sea el hosting mejor irá tu web. La velocidad de carga de tu web en parte, está condicionada por el hosting. También dependerá de este la posibilidad de tener más o menos visitas sin que se caiga la web y, por supuesto, el tamaño del hosting para poder alojar webs con más archivos o menos.

Aquí nos encontramos con dos opciones, apostar por un hosting de calidad desde el principio o por uno lowcost. ¿Recomendación general? Uno de calidad.

¿Mi recomendación? Depende. Si se trata de un proyecto para empresa o quieres una web profesional que no te de ningún quebradero de cabeza lánzate a por un hosting bueno. Ahora, si vas a hacer unas pruebas y es un proyecto que todavía no sabes si realmente vas a apostar por él o no, con un hosting lowcost puedes ahorrarte tres veces el precio de uno de calidad. Ahora sí, la calidad va relacionada con el precio. No le pidas peras al olmo, por favor.

De calidad, lowcost… Háblame de números Gerard. Okay. Con hosting de calidad estamos hablando de unos 70 a 120€/año dependiendo de la compañía del servicio (por ejemplo con Webempresa). Mientras que con los hostings lowcost estamos hablando de unos 30 a 40€/año (por ejemplo One.com o Hostalia).

 

Conclusión

pablo-8

Si te ha dado palo leerte todo lo anterior estás de suerte lo podemos resumir así:

  • WordPress.com: Para blogs personales que no vas a querer profesionalizar. GRATIS.
  • Blogger.com: Para blogs personales un poco más avanzados. Puedes monetizar tu web y editar el código HTML. Interfaz algo obsoleta. GRATIS.
  • WordPress.org: Para blogs profesionales o semiprofesionales. Necesitas hosting y dominioHAY QUE PAGAR.

Con todo esto, espero que ahora veas un poco mejor las diferencias entre las tres plataformas de blogging más conocidas. ¿Con cuál te quedas?