ordenador portatil para diseño gráfico

Ordenador portátil para diseño gráfico

Hace unos días os conté en el blog cómo crear un portafolio de diseño gráfico y los trucos y plataformas para poder enseñarlo correctamente en una entrevista de trabajo. En esta ocasión quiero hablar sobre el material de un diseñador gráfico; la herramienta principal es el ordenador. Así que vamos a ver cómo elegir un buen ordenador portátil para diseño gráfico y conocer cuáles son las características técnicas que debes tener en cuenta para ello.

 

Uso del ordenador para diseño gráfico

El ordenador de un diseñador gráfico va a usar principalmente aplicaciones de diseño y de dibujo pero seguramente los clientes te vayan a pedir (o tu ofrezcas un perfil más amplio) edición de imágenes, edición de vídeo e incluso motion graphics (animación 2D)… Así que, a parte de ver vídeos en YouTube y navegar por Internet, podemos decir que el uso que le vamos a dar a nuestro PC va a ser bastante intenso.

Seguramente el 95% del trabajo lo vayas a realizar con las aplicaciones del pack de Adobe: Photoshop, Illustrator, Premiere, After Effects, etc…

Otro aspecto a tener en cuenta es si necesitamos un ordenador para diseño gráfico que sea de mesa o un portátil. Eso va a depender mucho de la situación y del tipo de persona que seas; si tienes tu propia oficina o trabajas siempre desde casa igual te compensa más un dispositivo fijo. Por otro lado, si eres como yo, un portátil va a serte muy útil para ir a trabajar fuera de casa (en un Starbucks, en el Campus de Google, o en la sobra de un árbol en tu parque favorito).

Por eso, en el siguiente apartado voy a detallarte las características técnicas y los modelos de ordenador que mejor se adapten a tus necesidades. Así que toma nota porque la elección de un ordenador no es una cosa fácil (si quieres que te dure mucho tiempo con un buen rendimiento).

Características técnicas de un ordenador portátil para diseño gráfico

Para concretar las especificaciones más apropiadas para un ordenador para diseño gráfico las voy a ordenar de más a menos importancia. Por eso, el procesador es el primer punto, seguido de la memoria RAM, etc. Al final del artículo, os dejaré algunos ordenadores de diversos fabricantes para que podáis ver los precios y comprarlo si así lo consideras oportuno. A pesar de centrarnos al final del artículo en los portátiles, también voy a proporcionaros los componentes para que podáis montar vuestro propio PC. Vamos allá:

Procesador

El primer aspecto a considerar es el procesador del ordenador. Al fin y al cabo es el encargado de mover toda la información de nuestro equipo y cuanto más rápido y veloz sea menos tiempo tardará en hacer las cosas que le pidamos. El procesador es vital a la hora de crear diseños en Adobe Photoshop e Illustrator, sobretodo cuando nos encontramos con archivos muy grandes, con varias imágenes superpuestas o multitud de gráficos vectoriales en un mismo documento.

Es todavía más importante para la edición de vídeo o la creación de animaciones; al tener que mover miles de píxeles a tiempo real para procesar un vídeo, esta característica es la que debemos fijarnos por encima de cualquier otra.

Al final, un procesador mejor se va a traducir en una experiencia mucho más fluida y precisa, vamos a ganar tiempo al exportar nuestros proyectos y podremos trabajar con archivos mucho más grandes sin miedo a que se bloquee el ordenador. Por eso, te recomiendo que inviertas en un equipo con un procesador bueno (Intel i7 o superior).

Memoria RAM

La segunda cosa más importante para mí, es la memoria RAM de tu ordenador. Ya tenemos un buen procesador para mover archivos y exportar vídeos a la velocidad de la luz, pero nos hace falta el lugar donde poder moverlos. Es decir, la memoria RAM alojará nuestro proyecto mientras lo estemos modificando y si tenemos proyectos grandes necesitaremos más capacidad de memoria. Y actualmente es mucho más fácil tener archivos de gran tamaño por culpa de las nuevas resoluciones de vídeo 4K y 8K, archivos RAW o ilustraciones con muchos trazos.

Por eso, es vital que tu ordenador tenga una buena cantidad de memoria RAM (existen diferentes tipos de memorias, DDR3 o DDR4, que influyen en la velocidad; pero no vamos a meternos en eso). El mínimo recomendado es de 16GB y lo ideal sería que tuvieras 32GB o incluso 64GB de RAM (aunque esto solo si vas a editar vídeo profesional o modelaje 3D).

Tarjeta gráfica

Este apartado es el que más confusión trae, ya que el nombre confunde. Al querer hacer diseño gráfico pensamos que la tarjeta gráfica es lo más importante, y no. Es un aspecto a tener en cuenta pero no es más importante que el procesador. La tarjeta gráfica nos ayudará a visualizar correctamente el trabajo que estamos realizando (por ejemplo en Illustrator, los zooms y al desplazarnos entre nuestro diseño tendremos una experiencia más fluida) pero no hará que el ordenador actúe mucho más rápido en términos de procesado o renderizado de nuestras imágenes.

Eso sí, en el caso de realizar motion graphics, diseño 3D, postproducción o edición de vídeo sí que deberías elegir un equipo con una gráfica mucho más potente. Además, si vas a querer jugar a vídeojuegos pues ya matas dos pájaros de un tiro (¡pobres pájaros!).

Así que huye de las gráficas integradas en el mismo procesador o de tarjetas de gama baja. Invierte en una gráfica decente de gama media (recomiendo NVIDIA de entre 150€ y 300€) en función de lo mencionado anteriormente.

Pantalla

La gran olvidada al pensar en un ordenador (de mesa o portátil) para diseño gráfico es el monitor o pantalla. Que sí, luego nos acordamos de él cuando vemos que el que tenemos se ve pixelado con poca resolución, con los colores alterados y con poco brillo que a la mínima que le da la luz no se ve.

Por ello, te recomiendo que tengas en cuenta muy mucho la calidad del panel de tu ordenador. Si se trata de un portátil asegúrate que tenga una resolución de al menos 1920x1080px. Y si puedes permitirte una pantalla retina (2k o 4k) como los MacBook de Apple, mucho mejor.

Este aspecto es el más complicado de describir y de acertar ya que influyen muchísimos factores en la calidad de una pantalla. No solo es importante la resolución de la misma, también la tecnología que usa (LCD, IPS, LED, etc…), la calidad de los colores, si lleva una tecnología antireflejos, o es una pantalla mate…

Mi recomendación es que para elegir un buen monitor revises bien sus características y te centres en la resolución y la calidad de los colores del mismo. Generalmente estos monitores se encuentran dentro de las gamas profesionales o semi-profesionales de su catálogo. No va a ser un monitor barato, pero es una de las partes más importantes ya que es donde vas a trabajar y a diseñar tus proyectos, si lo diseñas en un monitor de mala calidad, cuando mandes el proyecto a una imprenta o a las pantallas de los clientes, el resultado puede ser desastroso.

En cuanto a la pantalla de un ordenador portátil para diseño gráfico, no vas a tener tantas opciones ya que la pantalla irá vinculada al ordenador. Como he dicho los mejores en cuanto a pantalla son los dispositivos Apple. Como alternativa puedes comprar un monitor externo y conectarlo a tu portátil cuando trabajes desde casa o la oficina.

Memoria (disco duro)

Este apartado es algo polémico dentro del sector de la informática, ya que estábamos acostumbrados a ir viendo cada vez más y más GB en nuestros dispositivos (¡con portátiles con 2TB!) y en los últimos años vemos cada vez más portátiles con unos míseros 128GB de memoria. ¿A qué se debe esto? Principalmente por el cambio de tecnología de disco duro tradicional al disco duro SSD. 

Con los discos duros SSD se elimina la parte mecánica de los discos duros y se sustituye por la misma tecnología que tenemos en los Pendrives. Eso permite una gran velocidad de lectura y escritura (podemos abrir las aplicaciones mucho más rápido, guardar archivos pesados a gran velocidad, copiar y mover archivos entre las carpetas de forma inmediata, arranque del PC mucho más veloz, etc.) pero su elevado precio ha hecho que la capacidad también se vea reducida.

Por eso, ahora nos toca decidir si queremos gran capacidad (con un disco duro tradicional) o la velocidad de los SSD. Es cierto que está ya bajando de forma rápida el precio por GB, pero sigue siendo algo más caro que los discos tradicionales.

En mi opinión te recomiendo que apuestes por el SSD ya que tendrás una mejor experiencia a la hora de mover archivos. Si se trata de un ordenador de mesa, puedes tener un disco duro de cada: el disco SSD para el sistema y los archivos del proyecto actual y el disco HDD (tradicional) para guardar todos los archivos de proyectos pasados, vídeos e imágenes.

Una buena combinación sería un disco SSD de 256GB y un HDD de 1 o 2TB. En caso de ser un portátil, podrías ayudarte con un disco duro externo.

Resto de características

A partir de aquí, ya son características más secundarias que no tienen un papel crucial para influir en un ordenador para diseño gráfico. Por ejemplo, la calidad de los altavoces (igual si te enfocas mucho al vídeo te interese, pero siempre puedes usar unos auriculares profesionales), la calidad y recorrido del teclado (sobre todo para personas que escriban muchos documentos), el diseño y los materiales de construcción; no es lo mismo un ordenador de aluminio muy finito que un armatoste de plástico, que no afecta directamente al rendimiento pero le da un valor añadido.

Las conexiones disponibles en un portátil también son importantes: la tendencia es sustituir todos los puertos por los nuevos USB-C, pero igual deberías plantearte si te compensa o prefieres estar un poco más “anticuado” y tener diferentes USB tradicionales, ranura para tarjetas SD, jack de 3.5mm para auriculares, etc…

En fin, que hay muchos más aspectos a tener en cuenta que no van a determinar la potencia ni el rendimiento pero sí que van a dar una sensación de más o menos calidad en tu ordenador. Al final los detalles cuentan.

 

¿Mac o PC para diseño?

Si en un sector se ha consolidado la marca Apple de ordenadores desde hace décadas ha sido en el mundillo del diseño gráfico y la fotografía. Obviamente no es que todos los diseñadores usen Mac, pero sí que es la tendencia y la tónica principal. Los dispositivos Apple ofrecen un gran rendimiento y un sistema operativo muy optimizado en relación a sus características técnicas.

Además, si hablamos de los portátiles MacBook disponen de una batería con una gran duración que nos permitirá trabajar fuera de casa sin preocupaciones. Por otro lado, como comentaba al principio del artículo, los dispositivos de la marca tienen de las mejores pantallas del mercado y nos ayudará a trabajar de forma cómoda y eficaz directamente desde el portatil.

Existen diversos modelos de ordenadores Apple, los básicos y los de la gama PRO. Para diseño gráfico y edición de vídeo o fotos, te recomiendo los MacBook Pro o los iMac (existe un iMac Pro, pero está enfocado a grandes producciones y su precio supera los 5.000€, recomendado para agencias o productoras con gran capital). Si tu vas a dedicarte más al diseño web o tareas que no requieran de tanta potencia gráfica, con la gama MacBook o un iMac de los más económicos puede ser suficiente.

Ordenadores para diseño gráfico baratos

Si no quieres invertir en un Mac, puedes recurrir a algunas alternativas de PCs con Windows más económicas. Aunque como dije, no estamos hablando de ordenadores lowcost, sino de una inversión para nuestro trabajo. Así pues, a pesar de ser ordenadores baratos para diseño gráfico, no se pueden comparar con ordenadores básicos de 400€. Sino que son alternativas algo más económicas que los modelos Apple o los PC de última generación.

Producto disponible en Amazon.es

 

Accesorios para diseño gráfico imprescindibles

¿Qué ratón, tableta, disco duro, monitor externo o accesorio imprescindible necesitas?

Discos duros externos para diseñadores

Tabletas gráficas profesionales para diseño gráfico e ilustración

 

Sin comentarios

Escribe un comentario

Acepto la política de privacidad.

RESPONSABLE: Gerard Mayans Campins FINALIDAD PRINCIPAL: Publicación del comentario y conocer tu nombre para poder responderte de forma personalizada. También puedes publicar de forma anónima sin rellenar ningún campo. LEGITIMACIÓN: Consentimiento del interesado. DESTINATARIOS: No se cederán datos a terceros, salvo autorización expresa u obligación legal DERECHOS: Acceder, rectificar y suprimir los datos, portabilidad de los datos, limitación u oposición a su tratamiento, transparencia y derecho a no ser objeto de decisiones automatizadas. INFORMACIÓN ADICIONAL: Puede consultar la información adicional y detallada sobre nuestra Política de Privacidad y Aviso Legal. *